Mitos y curiosidades sobre los tiburones

Mitos y curiosidades sobre los tiburones

Los tiburones son peces grandiosos y algunas de sus especies son consideradas como los depredadores más poderosos de las aguas. En total, los expertos han contado unas 375 especies de tiburones, que incluye a las especies pequeñas que se encuentran mayormente cerca de las costas, hasta los gigantes del océano y los tiburones abisales. Para saber más acerca de estos magníficos animales te compartimos 10 mitos y 10 curiosidades muy interesantes.

10 mitos acerca de los tiburones

  1. Los tiburones son perjudiciales para las personas

En realidad, de las 375 especies que se conocen, el 80 % es inofensivo para los humanos y los restantes en su mayoría han atacado porque se sienten amenazados, no porque les guste la carne humana.

  1. Los tiburones tienen mala visión

Pues no, de hecho distinguen colores y algunas especies tienen una lente hasta siete veces más potente que las de un ser humano para detectar la luz.

  1. Los tiburones tienen que nadar para poder respirar

Algunas especies no lo necesitan, pues respiran por el bombeo de agua por sus branquias a través de la apertura y cierre de la boca.

  1. Los tiburones blancos son los más comunes y frecuentes en las playas visitadas por humanos

De hecho son poco frecuentes, pues estos depredadores prefieren las aguas frías.

  1. Los tiburones ballena son depredadores voraces

Los peces más grandes que existen en realidad se alimentan de plancton.

  1. Los tiburones son peces inútiles

No, son fundamentales para su ecosistema y lamentablemente, para las sociedades humanas sus aletas tienen un gran valor.

  1. Los tiburones son difíciles de matar

El estrés por captura los debilita, así que una vez que caen en una red o quedan atrapados por un anzuelo, mueren fácilmente.

  1. Los tiburones tienen cerebros pequeños y no pueden aprender

Los tiburones en realidad tienen grandes y complejos cerebros, y además pueden ser entrenados.

  1. Los tiburones son animales veloces

No, a pesar de que algunas especies pueden nadar en las ráfagas de más de 20 nudos (23 millas por hora), la mayoría nada muy lento, a velocidad de crucero de menos de 5 nudos (5,75 millas por hora).

  1. Los tiburones prefieren la sangre humana

La verdad es que la mayoría de las especies prefieren la sangre de los peces antes que la de cualquier mamífero.

10 curiosidades acerca de los tiburones

  1. Los tiburones pueden llegar a tener más de 20.000 dientes en su vida, pero contrario a lo que podría pensarse, no los usan para masticar sino para agarrar las presas.
  2. El tiburón pigmeo es el más pequeño del mundo, alcanza longitudes máximas de 15 cm y tiene la particularidad de iluminarse con una luz en su tripa.
  3. Son uno de los peces con el sentido del olfato más agudo, pueden detectar una presa herida a kilómetros de distancia.
  4. El tiburón ballena tiene la piel animal más gruesa del planeta, esta puede llegar a medir 8,89 cm.
  5. El tiburón tigre come de todo, incluso basura humana.
  6. Si no existieran los tiburones, la población de pulpo crecería tanto que acabaría con la de langostas. Por eso son fundamentales en el ecosistema.
  7. El tiburón bocagrande, descubierto en 1976, es una de las especies más raras de tiburones que existen. De hecho, hasta la fecha, solo se han visto unos 60.
  8. Los tiburones wobbegong son malos nadadores, por eso confían en el camuflaje para conseguir comida.
  9. Las especies más grandes del planeta son bastante inofensivas para los seres humanos. El tiburón peregrino, el tiburón ballena y el bocagrande se alimentan fundamentalmente de placton. Así que esas ideas de tiburones enormes devorando humanos son solo historias de ciencia ficción.
  10. Las mordidas de tiburones no suelen ser letales para los humanos. Generalmente muerden por confusión y al darse cuenta de que no se trata de una presa marina sueltan y se van, pues los expertos afirman que no les gusta la carne humana.

Esperamos que estas curiosidades y mitos hayan hecho crecer tus conocimientos acerca de estos depredadores del océano.

Deja un comentario