Reproducción de los tiburones

CICLO DE VIDA DEL TIBURÓN

En cuanto a la reproducción de los tiburones, es importante decir que es un tema sobre el que siempre se ha tenido mucha curiosidad, ya que no se ha dado demasiada información acerca del ciclo de vida de estos animales y todavía se siguen haciendo investigaciones para poder aportar más datos sobre uno de los procesos naturales más importantes, y que da lugar al nacimiento de un nuevo espécimen de este animal, para continuar así con la especie gracias a estos tiburones jóvenes.

Las causas por las que se desconocen muchos datos acerca de este tema es que el tiburón pertenece a una especie animal poco abundante. Es decir, respecto a otras especies de animales, como por ejemplo los gatos que son muy numerosos, encontramos un número muy reducido de tiburones en el océano. A este motivo, podemos añadir que los tiburones en cautividad son los que están sujetos a más investigaciones ya que están más cerca de nosotros. Pero, es importante mencionar que los tiburones en cautividad no suelen aparearse y por lo tanto no se reproducen, razón por la que los biólogos marinos no puedan ahondar en el tema de la reproducción del tiburón.

Embarazo del tiburón.

El tiburón, al ser un animal acuático, tiene un modo de reproducirse diferente a otros animales. Cuando la hembra entra en el periodo de apareamiento, comienza a expulsar diferentes sustancias de su cuerpo que posteriormente atraerán al tiburón macho.

Una de las diferencias que es importante destacar es que el tiburón macho tiene dos abrazaderas con las que inserta el esperma en las hembras de tiburón en celo. Cada una de estas abrazaderas se encuentra en ambos lados de los tiburones, lo que hace que comúnmente digamos que los tiburones son el único animal que tiene dos penes. Además, otro dato entorno al apareamiento y que los diferencia de otros animales es que, para que la hembra aprecie que el macho quiere aparearse, este último comienza a girar alrededor de ella y comienza a morderle. Estas mordeduras no causan ningún dolor ni perjudican al tiburón hembra porque como todos sabemos, estos animales tienen una piel muy gruesa capaz de aguantar grandes golpes, pero ayudan a mantener a los tiburones unidos durante el proceso de reproducción. Acostumbrados a lo que sabemos sobre la reproducción de otros animales, este tipo de fecundación nos puede resultar violenta por el exceso de mordeduras y fuerza, pero este método es necesario para ellos ya que es la única forma de mantener alineados sus órganos reproductores.

En cuanto a la gestación del tiburón, podemos apreciar cómo el embarazo del tiburón hembra dura entre los 6 y 24 meses, siendo un período de gestación bastante superior al del ser humano, por ejemplo. La variación en el período de gestación de los tiburones dependerá del tipo de tiburón al igual que el número de crías que tenga.

Los expertos han demostrado en numerosos estudios biológicos acerca de los tiburones que estos tienen tres formas diferentes de nacer:

  • Según la viviparidad. Este proceso se le designa a los animales cuyos embriones crecen dentro del vientre de la hembra. En este caso, podemos apreciar como los tiburones hembra dan a luz a sus tiburones bebés, por lo que observamos que es un proceso muy parecido al de los mamíferos. Una de las diferencias entre los tiburones y otros animales respecto al embarazo, es que estos tiburones no crían a los bebés recién nacidos a los que han dado a luz, los abandonan. Por este motivo, los tiburones, desde que nacen, son capaces de sobrevivir solos, sin ayuda de ningún otro animal de su especie. Estos tiburones recién nacidos pueden sobrevivir sobre todo gracias a los nutrientes que han ido adquiriendo de la placenta del tiburón hembra a lo largo de la gestación. Además, se han conocido estudios en los que algunas especies de tiburones segregan leche en el interior del útero, lo que proporcionara alimento al embrión. A este proceso pertenecen los tiburones más grandes, como los tiburones martillo y los tiburones azules, ya que son los que se asemejan más a los mamíferos.
  • Según la Oviparidad. A este proceso pertenecen otros tipos de tiburones que tienen a sus crías a través de huevos. En este caso, el tiburón hembra pondrá, en un lugar oculto del océano, sus huevos para que puedan incubarse durante el tiempo necesario. Estos huevos están cubiertos por una funda que los protege de los depredadores, por lo que, aunque algún otro animal pueda encontrarlos, es muy difícil para él poder atacarlos. En diferencia al proceso anterior por el que el tiburón hembra dará a luz a pocas crías, en este proceso podemos encontrar que puede poner hasta 100 huevos de media, por lo que la reproducción del tiburón en este caso es más efectiva.
  • Según la Ovoviviparidad. En este caso, los tiburones hembra incuban sus huevos dentro del vientre, lo que hace que sea un proceso intermedio entre la viviparidad y la oviparidad. Los huevos, al estar dentro del cuerpo del tiburón, se alimentan de los nutrientes del tiburón hembra y, cuando están listos para nacer, eclosionan dentro de su vientre. Casi todas las especies de tiburones son ovovivíparos. Además, cabe remarcar, que muchos estudios han demostrado la aparición, en este caso, de la zoofagia, nombre que se le designa al canibalismo dentro del vientre materno, es decir, cuando los embriones ya han absorbido todos los nutrientes de sus huevos, comienzan a matar a los demás huevos porque necesitan más alimentos.

REPRODUCCIÓN ASEXUAL DE LOS TIBURONES

Es importante hacer referencia a la reproducción asexual de los tiburones, ya que hay algunos que la practican. Este tipo de reproducción se da en algunos tipos de tiburones específicos y que están en cautividad. Por este motivo, los especialistas han podido estudiar este caso y averiguar que hay algunos tiburones hembra que, al estar en cautividad y no estar en contacto con ningún tiburón macho, se han quedado embarazadas por sí mismas. Es esencial destacar que este tipo de reproducción se genera normalmente cuando los tiburones están en cautiverio, y mostrando una vez más la adaptabilidad que tienen estos animales al entorno ya que no ocurre como en su hábitat natural, donde pueden encontrar un tiburón macho con facilidad y apto para el apareamiento.

 

En este sentido podemos destacar un caso que se dio en un acuario de Australia donde un tiburón leopardo tuvo crías a través de la reproducción asexual. Era un tiburón hembra que vivía acompañado de un tiburón macho con el que tuvo muchas crías durante todo el periodo que pasaron en el acuario, pero en un momento dado, los separaron, y al cabo de unos años, el tiburón hembra dio a luz a tres tiburones. Después de hacer varios estudios biológicos tanto a las crías como al tiburón leopardo hembra, las pruebas dictaminaban que se había generado la reproducción asexual ya que las crías tenían únicamente el ADN del tiburón hembra.

¿El tiburón está en peligro?

Los tiburones tienden a reproducirse comúnmente al igual que casi todos los animales. Pero, es importante mencionar que muchas de las especies de tiburón se han convertido en una atracción para los humanos y son muy perseguidos en el mundo oceánico. La causa de este problema es que son muchos los buques pesqueros que se adentran en el océano para cazar ciertas razas de tiburones concretas, ya sea para el consumo humano, para venderlos o para cautiverio. Por esta razón, la falta de tiburones en sus hábitats naturales favorece la disminución de la reproducción entre ellos.

Se han adoptado muchas medidas para proteger al tiburón y para que no se convierta en una especie en peligro de extinción. Los biólogos marinos han optado por poner a muchos de ellos en cautiverio para favorecer que se reproduzcan entre ellos y así proteger el desarrollo de esta magnífica especie, aunque como bien hemos comentado anteriormente, tampoco es sencillo conseguir que este proceso siga su curso natural cuando no están en su hábitat.